viernes, 27 de febrero de 2015

Sartén en llamas, peligro sobre el fogón

Cocinar es una tarea diaria que debido a haberla realizado tantas veces, pensamos que estamos seguros en nuestra cocina, sin embargo existen muchos peligros para los que necesitamos estar preparados. Un sartén en llamas es algo que puede ocurrir si nos descuidamos un poco, sobre todo en aquellos que se estén iniciando en el arte culinario, pero ¡cuidado!, nuestro primer instinto de echar agua al fuego puede ser inmensamente peligroso e incluso causar quemaduras severas o incendiar toda la casa.
Si se intenta echar agua sobre el fuego de aceite ocurre una reacción química conocida como deflagración, muy parecida a una explosión. El agua pasa súbitamente de estado líquido a gaseoso mezclado con partículas de aceite que produce una niebla inflamable causando una inmensa llama vertical. Igualmente muchas gotas pueden esparcirse en todos las direcciones pudiendo causar quemaduras graves.

Ante un sartén en llamas el primer procedimiento debe ser apagar la hornilla. Esto no apagará el fuego pero al menos no se seguirá calentando y habrá un poco más de seguridad para realizar el siguiente paso. Luego es necesario sofocar el fuego. Podemos tomar un paño de cocina y humedecerlo en el grifo, luego extenderlo entre nosotros y el fogón tomándolo por dos de sus extremos de manera que nos proteja del calor y acercarnos lo suficiente al sartén hasta poder lanzarlo sobre él y que quede completamente tapado. Ten en cuenta que el paño debe ser lo suficiente grande como para cubrir todo sin problemas, ya que de otra forma no dará resultado. Una toalla igualmente puede ser utilizada. Otra variante pudiera ser tapar el sartén con una tapa, aunque estaremos un poco más expuestos al calor.

No hay comentarios :

Publicar un comentario