miércoles, 4 de marzo de 2015

Alexander Graham Bell, inventor del teléfono.

Alexander Graham Bell (1847-1922), fue un científico estadounidense de origen escocés conocido por ser el inventor del teléfono, trabajó en una escuela para sordos al intentar inventar una máquina para transmitir el sonido a través de la electricidad. A Bell le fue concedida la primera patente oficial para su teléfono en marzo de 1876, aunque más tarde se enfrentaría a varios años de desafíos legales para lograr ser reconocido como su único inventor, dando como resultado una de las más largas batallas de patentes de la historia. Bell continuó su trabajo científico por el resto de su vida, y utilizó su éxito y riqueza para establecer varios centros de investigación.
Bell debe su inmortalidad a que fue el primero en diseñar y patentar un dispositivo práctico para la transmisión de la voz humana por medio de la corriente eléctrica, pero siempre se describió a sí mismo simplemente como un "maestro de sordos", y sus contribuciones en ese campo fueron de primer nivel.
Nacido en Edimburgo, Escocia, fue educado allí en la Universidad de Londres. También estudió con su abuelo, Alexander Bell, un notable maestro de pronunciación y notable fonetista. Enseñó elocución, asistió a su padre y enseñó en una escuela para sordos en Inglaterra, utilizando los métodos de su padre. En 1870, Bell emigró con sus padres a Canadá.
Dos años más tarde se estableció en una escuela para sordos en Boston, Massachusetts, y al año siguiente se convirtió en profesor de pronunciación y fisiología vocal en la Universidad de Boston. Mientras enseñaba experimentaba con la idea de transmitir varios mensajes telegráficos simultáneamente a través de un solo cable y también con varios dispositivos para ayudar a los sordos a aprender a hablar, incluyendo un medio para registrar gráficamente las ondas sonoras.
Alexander Graham Bell, primera llamada telefónica.En 1874 la idea esencial del teléfono se formó en su mente. Como más tarde explicó: "Si pudiera hacer una corriente de electricidad variar en intensidad, precisamente, como el aire varía en densidad durante la producción de sonido, yo debería ser capaz de transmitir voz telegráficamente." Dos años más tarde se solicitó una patente, la cual fue concedida el 7 de marzo de 1876. El 10 de marzo, la primera frase coherente fue transmitida en su laboratorio, el   famoso "Mr. Watson, venga aquí; Quiero que ".
En años posteriores Bell experimentó con el fin de detectar metales en las heridas y con un respirador de chaqueta al vacío que llevó al desarrollo del pulmón de hierro. Ayudó a traer al fonógrafo de Thomas A. Edison a la practicidad comercial y experimentó con los hidroplanos y con aviones ya en la década de 1890.
Con la riqueza derivada del teléfono, Bell fue capaz de ayudar en las carreras de otros científicos. También fundó y ayudó a financiar la revista Science, hoy una revista científica estadounidense de primer nivel, y la National Geographic Society.
Aunque constantemente ocupado en experimentos científicos, Bell luchó incansablemente a favor de las personas sordas, favoreciendo su integración en la sociedad con la ayuda de la lectura de labios y otras técnicas. En 1890 fundó la Graham Bell Association para Sordos.
Murió en 1922 en su casa de verano en Cape Breton Island, Nueva Escocia. Como tributo se instó a las personas de toda América del Norte a no realizar llamadas telefónicas durante su entierro para que los teléfonos pudieran permanecer en silencio como homenaje.

6 comentarios :