miércoles, 4 de marzo de 2015

Jane Addams, mujer por la paz.

Fundadora de asentamientos y activista por la paz, Jane Addams (1860-1935) fue una de las más distinguidas mujeres con educación universitaria de la primera generación, rechazando el matrimonio y la maternidad en favor de un compromiso de por vida a los pobres y la reforma social. Inspirada por los reformadores ingleses que intencionalmente residían en los barrios pobres de la clase baja, Addams, junto con un amigo de la universidad, Ellen Starr, se trasladó en 1889 a una antigua mansión en un barrio de inmigrantes de Chicago. Hull-House, que sería en adelante la casa de Addams por el resto de su vida, la cual se convirtió en el centro de un experimento en filantropía, acción política, e investigación en ciencias sociales, siendo un modelo para el trabajo de asentamiento entre los pobres.
Addams respondió a las necesidades de la comunidad mediante el establecimiento de una enfermería, dispensario, guardería, parque infantil, gimnasio, y cooperativas de vivienda para las mujeres jóvenes que trabajaban. Como un experimento de la vida en grupo, Hull-House atrajo tanto mujeres como hombres reformadores dedicados al servicio social. Addams siempre insistió en que ella aprendió tanto de los residentes de la vecindad como ella les enseñaba.
Tras constatar rápidamente que las necesidades del barrio no podrían alcanzarse a menos que las leyes municipales y estatales se reformaran, Addams desafió tanto las reglas de los jefes del barrio de inmigrantes como la indiferencia a las necesidades de los pobres en la legislatura estatal. Ella y otros residentes de Hull-House patrocinaron una legislación para abolir el trabajo infantil, establecer tribunales de menores, limitar las horas de las mujeres que trabajaban, reconocer a los sindicatos laborales, hacer la asistencia obligatoria a la escuela, y garantizar condiciones de trabajo seguras en las fábricas. El Partido Progresista adoptó muchas de estas reformas como parte de su plataforma en 1912. En la convención nacional del partido, Addams secundó la propuesta de Theodore Roosevelt a la presidencia e hizo campaña activamente en su nombre. Abogó por el sufragio de la mujer ya que creía que los votos de las mujeres proporcionarían el margen necesario para aprobar la legislación social que favoreció.

Jane Addams, mujer premio novel de la paz

Addams publicitó a Hull-House y las causas en que creía dando conferencias y escribiendo. En su autobiografía, 20 Años en Hull-House (1910), argumentaba que la sociedad debe respetar los valores y tradiciones de los inmigrantes así como ayudar a los recién llegados a adaptarse a las instituciones estadounidenses. Era necesaria una nueva ética social, dijo, para frenar el conflicto social y abordar los problemas de la vida urbana y el capitalismo industrial. Aunque tolerante con otras ideas y filosofías sociales, Addams creía en la moral cristiana y la virtud de aprender haciendo.
Debido a que estaba convencida de que la guerra socava el impulso de reforma, alienta la represión política, y solo beneficiaba a los fabricantes de municiones, se opuso a la Primera Guerra Mundial. Intentó sin éxito persuadir al presidente Woodrow Wilson para llamar a una conferencia a mediar un final dialogado de las hostilidades. Durante la guerra habló en todo el país a favor de un aumento de la producción de alimentos para ayudar a los hambrientos en Europa. Después del armisticio ayudó a fundar la Liga Internacional de Mujeres por la Paz y la Libertad, en la que actúa como presidente desde 1919 hasta su muerte en 1935. Después de ser denigrada durante la Primera Guerra Mundial por su oposición a la participación de Estados Unidos, Addams una década más tarde se había convertido en una heroína nacional y líder de Chicago. En 1931, su larga participación en los esfuerzos internacionales para poner fin a la guerra fue reconocido cuando fue galardonada con el Premio Nobel de la Paz.

No hay comentarios :

Publicar un comentario